Actividades Recientes

Las últimas noticias y actividades de EMAPA

SILO EN SAN PEDRO AGREGA 36 MIL T A SU CAPACIDAD DE ACOPIO DE GRANOS

Con el objetivo de consolidar la soberanía alimentaria del país, el presidente Evo Morales inauguró ayer 3 nuevos silos con una capacidad de acopio de 36 mil toneladas métricas de granos en el municipio de San Pedro, Santa Cruz.

El proyecto forma parte de la II fase de la planta de acopio de granos de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) en ese municipio. En su primera instancia tenía la capacidad de almacenar 50 mil toneladas.

“Aquí una vez inauguramos un silo para 50 mil toneladas de acopio, ahora estamos aumentando 36 mil más; en total, aquí en San Pedro se van a acopiar 86 mil toneladas de productos, compañeras y compañeros”, detalló el Jefe de Estado.

Cada uno de los silos entregados tiene la capacidad de almacenar hasta 12.000 toneladas de grano, lo cual logra que se acumulen las 36 mil toneladas mencionadas.

Anunció que similar ampliación se realizará en los silos de Cuatro Cañadas y San Julián. También anunció la construcción de nuevas acopiadoras en otros departamentos del territorio boliviano. “Con los nuevos silos de Oruro, Cochabamba, Beni y San Julián ahí tenemos para acopiar más de 200 mil toneladas”, precisó.

La representante de los productores del norte integrado, Daysi Choque, calificó la obra de sustantiva, ya que permitirá almacenar recursos renovables como arroz, maíz, trigo y soya.

El ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, precisó que en el caso del arroz, Emapa podrá acopiar el 25% de toda la demanda nacional que asciende 365.000 fanegas.

En función al maíz se van a acumular 1.200 quintales de este producto, con un precio de 80 bolivianos el quintal, y 100 toneladas de trigo (de las 190.000 que se producen en la campaña de invierno), a un precio de 290 dólares por tonelada.

Emapa cuenta con las condiciones técnicas de calidad específicas para un óptimo almacenamiento de granos de arroz, trigo y maíz. Entre 2007 y 2014, la empresa acopió más de 1.3 millones de toneladas de granos.

Actualmente se cuenta con dos grandes plantas agroindustriales de almacenamiento de granos en los municipios cruceños de Cuatro Cañadas y San Pedro. Paralelamente, la empresa alquila infraestructura almacenadora de granos.

Para el beneficiado de arroz, Emapa cuenta con un ingenio en el municipio de Yapacaní (norte integrado cruceño) con una capacidad de pelado y secado de 160 toneladas de grano por día. Además alquila más del 30% de los ingenios arroceros existentes en el país.

EMAPA PAGARÁ A PRODUCTORES $US 290 POR TONELADA DE TRIGO

La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) y la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) acordaron un precio mínimo de compra de 290 dólares la tonelada de trigo para la producción de invierno.

El gerente general de Emapa, Juan Condori, y el presidente de Anapo, Marcelo Pantoja, establecieron ese convenio en la ciudad de Santa Cruz.

“Esperamos que se permita incentivar la producción y se garantice que los pequeños y medianos productores puedan sembrar, y Emapa tenga la capacidad de almacenar (granos), permitiendo con ello tener la reserva estratégica de alimentos para la población”, manifestó Condori.

También dijo que cada año la empresa estatal busca formas de articular acciones con los productores, y en ese marco se lanzó el precio mínimo de compra de trigo.

Condori anunció que Emapa tiene proyectada la compra de 100 mil toneladas en la campaña de invierno 2017, y dejó abierta la posibilidad de ampliar esa cantidad.

Pantoja, el principal directivo de Anapo, afirmó que el precio mínimo establecido por Emapa es un incentivo para motivar a los agricultores a que siembren trigo en esta campaña de invierno, considerando que existe semilla para garantizar una superficie cultivada de 100 mil hectáreas que pueden representar una producción de 200 mil toneladas.

También indicó que Bolivia no produce las 700 mil toneladas que necesita, y recordó que el sector viene de dos campañas de invierno que han sido desastrosas para la producción de trigo, principalmente el reciente invierno, con cuantiosas pérdidas por la extrema sequía que disminuyó los rendimientos.